Alejandro Sanz le jura amor eterno a Cádiz el día de su adopción

Escrito por Irene de Torres
Categoría: Noticias Creado: Domingo, 14 Abril 2019 14:08
Visto: 367

El famoso artista recoge su título de Hijo Adoptivo de la ciudad en una entrañable ceremonia en el Palacio de Congresos

 


Irene de Torres. Cádiz 13/04/2019

 


El amor que Cádiz y Alejandro se profesan es un idilio que no podía acabar de otra manera. El Día Internacional del Beso Sanz regalaba un sí eterno a la tierra de sus orígenes para convertirse en su hijo más deseado.
El ambiente a las puertas del Palacio de Congresos de la capital hervía y se calentaba, a medida que se iba acercando el momento, con los gritos y cantos de las fans emocionadas con la idea de poder hacerle una foto a su ídolo o soñando con la posibilidad de estar a escasos metros de él.


El nombramiento de Alejandro Sanz como Hijo Adoptivo rezumó gaditanismo por los cuatro costados. En este acto no faltaron maceros que acompañaran a la corporación municipal y una comitiva en su entrada al auditorio, donde el alcalde, José María González, acompañaba al cantante en su entrada triunfal por el pasillo central del patio de butacas del Palacio de Congresos.


Tímidas sonrisas y lágrimas de felicidad que el cantante trataba de disimular, en numerosas ocasiones, llevándose las manos a los ojos con discreción. La emoción fue la protagonista absoluta de esta entrañable ceremonia en la que Alejandro estuvo acompañado de amigos como Niña Pastori, Antonio Martín y la chirigota del Sheriff, que con sus palabras de amor y cariño al cantante emocionaron al público allí presente.

La primera intervención llegaba por una pantalla habilitada en el escenario en la que Michael Robinson, nombrado también hijo adoptivo, le regalaba su cariño al cantante asegurando estar "contrariado" por no haber podido acudir a la cita por motivos profesionales. Robinson afirmaba que lo de ser hijo adoptivo de Cádiz Alejandro lo iba a llevar con mucho amor porque "hay algo que les une y es que ambos tienen duende". El futbolista inglés cerraba su intervención con un guiño al cantante en el que le decía que "mola mucho ser paisano de Alejandro Sanz".


A ritmo de 3x4
Los primeros en subir a las tablas el escenario, como si del Teatro Falla se tratase, fueron los miembros de la antología del Sheriff a la que Sanz le tiene un cariño especial. Tras cantar el conocido pasodoble que la chirigota compuso para el cantante, y que él mismo ha compartido en alguna ocasión en las redes sociales, le dedicaron una nueva letra acompañada de la música del pasodoble de 'El escuadrón de los jartibles' y que llegó de manera notable al corazón del cantante.


La presencia del comparsista Antonio Martín, recientemente galardonado con la Medalla de Andalucía, supuso otro de los momentos de mayor emotividad de este acto. El coplero le dedicó bellas palabras, además de un pasodoble compuesto para la ocasión, donde narraba vivencias de ambos en clave de humor y que sacaron lágrimas y risas, a partes iguales, al chico de Moratalaz.


El auditorio se vino abajo cuando apareció en el escenario Niña Pastori para cantar 'Cai', la canción que Alejandro le compuso a su tierra y que ella interpreta como no puede hacerlo nadie más. Acompañada solo por un piano la gran amiga del cantante consiguió que el público se arrancara con ella como si más que una ceremonia fuera un concierto.


El acto de nombramiento se convertía así en un homenaje en toda regla al gaditano más universal, que bien puede presumir de tener en su haber 20 Grammy Latinos y tres Grammy americanos.


Gaditanismo Sanzero
Tras la lectura del acuerdo oficial del Pleno, por el que es nombrado Hijo Adoptivo, y la imposición de la insignia, a manos del alcalde, llega el momento más esperado por los presentes. Alejandro se dirige al atril para dar comienzo a su discurso de proclamación que empieza diciendo no saber si iba a ser capaz de leer lo que escribió porque llevaba dos días "esmorecío".


"Yo he estado presumiendo de gaditanismo sin tener permiso de Cádiz. Me he revolcado en la dicha de sentirme parte de algo superior, que para mi es Cádiz una forma de vida", recordaba conmovido en otro momento de su discurso.
Concluyendo el acto, y tras la insistencia del público del auditorio para que cantara, trató de arrancarse con una bulería que apenas pudo entonar debido a su reciente convalecencia por una neumonía, que coincidía justo con el lanzamiento de #ELDISCO, y que le obligaba a retrasar sus apariciones públicas.


Tras dar las gracias por enésima vez Alejandro Sanz salió de Palacio de Congresos para dirigirse a la localidad natal de su madre, Alcalá de los Gazules, a descubrir la placa de la calle que desde hoy lleva su nombre. La misma por la que corría y jugaba siendo pequeño y que desembocaba en la casa de sus abuelos.


Cádiz despide a Alejandro hasta la próxima mientras se proyecta en la sala un vídeo de imágenes que suenan a ritmo de 'Te canto un son'. Alejandro también se despide de Cádiz, pero solo hasta otro ratito, porque como bien decía en su discurso "Cádiz, yo soy tu hijo, y tú eres mi madre", y una madre y un hijo no pueden estar mucho tiempo sin verse.

"Me conceden el honor de volver a ser hijo, de volver a tener madre. Volver a tener alguien por quien morirme, por contarle lo bien que me van las cosas"
" Permíteme que te quiera como un loco, sin permiso, como una tormenta de arena, como una explosión febril, como si no existiera más nada que descubrirte a ti" 

INSTAGRAM