Musiqueando con... Arco

Categoría: Musiqueando con.... Creado: Miércoles, 24 Febrero 2016 21:55
Visto: 1660

Antonio Arco, ex vocalista de El Puchero del Hortelano, comienza una nueva etapa en su carrera profesional bajo el nombre de Arco. A ella se enfrenta con la ilusión de los comienzos, así como con la tranquilidad del trabajo bien hecho y la experiencia que le precede. El 19 de febrero vio la luz su debut discográfico en solitario, Uno, un álbum diseñado a su manera, en el que a través de catorce temas, el cantante y compositor granadino ha querido mostrarse a su público tal cual es, manteniendo la esencia que lo ha convertido en quien es hoy, pero a la vez mostrándose renovado.

antonioarco2

Después de tantos años como vocalista de un grupo, imagino que tiene que ser raro iniciar carrera en solitario, ¿qué sensaciones tienes al respecto?

Es como empezar de nuevo. Cuando comienzas un proyecto nuevo tienes sensación de miedo, de ilusión... En mi caso estoy bastante tranquilo, porque no tengo que demostrarle nada a nadie. Ahora mismo estoy haciendo las canciones que siempre he hecho, ya que no son distintas a las que hice en El Puchero, pero las hago como me las imagino, como yo quiero. Entonces, estoy con la ilusión de un camino nuevo, pero con la tranquilidad de tener un aprendizaje a mis espaldas, que me hace enfrentarlo todo con más serenidad.

¿Qué motivó que dieras el paso hacia esta etapa que ahora comienzas?

Que me gusta hacer canciones, no concibo mi vida ahora de otra manera. Con El Puchero, cuando decidimos dejarlo, hubo un momento de reflexión, pero sobre todo de qué hacer, porque quiero seguir haciendo canciones hasta el día que me muera, es lo que me gusta, me lo paso bien. Pero sí algo más profesional, como ha sido el caso. Lo hago para mis colegas, grabo una maqueta, y la dejo ahí. Pero por una serie de circunstancias y la ilusión con la que venía, he acabado embarcándome en este proyecto.

¿Cómo está siendo el primer proyecto de tu nueva aventura musical?

La expectación está siendo muy positiva. Ahora hemos estado presentando el disco en la Fnac, en Málaga y en Sevilla. La respuesta del público está siendo muy buena. Cuando empiezo me gusta siempre partir de 0, porque aunque en El Puchero hacía las canciones, ahora soy un artista nuevo, un nombre nuevo, habrá quien me siga, quien no..., para algunos partiré de 1, como el título del disco, porque ya había mucha gente que me conocía de El Puchero. Incluso, sé de quien había comprado la entrada para el concierto antes de salir el álbum. Es una pasada.

Uno es tu disco debut como Arco, háblanos de él.

Son catorce canciones, están sacadas de unas maquetas que grabé el año pasado. Es un disco que no tiene casi nada de flamenco, al contrario que El Puchero. Es mucho más pop, rock, folk, he mirado también al otro lado del charco. Es un álbum bastante más desnudo en cuanto a arreglos en comparación con otras cosas que he hecho antes. La intención era dar prioridad al mensaje, a las letras, a mi voz...

¿Cómo ha sido su producción?

Ha sido bastante discreta. Hemos trabajado en Peligros con Carlos Díaz, que también trabajó con El Puchero. Me reuní con él y vimos por dónde podíamos llevar los temas. Estos han partido de una base de guitarra y piano, y luego se les ha añadido lo que han necesitado. La premisa siempre ha sido menos es más, aunque ha habido algún que otro tema que ha necesitado de un arreglo más o de meterte en una producción más recargada, por así decirlo. Pero al final, como yo tenía en la cabeza, quería hacer una cosa mínima, simple, en el buen sentido de la palabra. Y creo que lo hemos logrado.

¿Qué esperas de esta nueva etapa que acabas de comenzar?

Espero que vaya bien para mí,  y para las personas que se han embarcado conmigo en este proyecto. Poder seguir tirando por el país, por Latinoamérica, donde tenemos mucha gente. Que el público nos acompañe, que en definitiva es quien manda. Si el público está contigo, siempre es todo más bonito. Y personalmente, poder seguir sacando discos a mí manera, con la serenidad de ser yo el responsable, tanto de lo bueno como de lo malo. Salir de ese consenso continuo que hay que buscar en una banda. Ahora como soy el patrón de este barco, considero que es un poco más relajado.

antonioarco4

 

El diseño de la portada del álbum es un gran corazón rojo sobre un fondo blanco, ¿qué significado tiene para ti?

No lo elegí yo, me enseñaron cuatro o cinco diseños, y cuando lo vi pensé que debía ser esa. Me transmite mucho el rollo del disco, que está hecho para escuchar la letra, y ojalá, llegar al corazón de quien lo escuche. La portada era muy clarificadora, un corazón real, con todas las venas y capilares, en ese rojo resaltando sobre el fondo blanco... Pensé que transmitía muy bien lo que yo quería.

Tu single de presentación se llama 'Un día perfecto', ¿qué es un día perfecto para ti?

Un día perfecto, es un día con mi familia, paseando con los peques un día de sol, en casa... No pido más. Para mí, así, es un día perfecto.

¿Este trabajo guarda algo de la esencia de El Puchero del Hortelano, o es algo nuevo?

Esto tendrán que decirlo los que lo escuchen. Pero ha habido medios especializados que han dicho que no es tan rupturista, quizás como creían. Sigue otro estilo, pero mantiene su esencia. En El Puchero, yo hacía las canciones y la música, así que tampoco pretendía romper. Sí hay mucha diferencia en cuanto a arreglos. Pero está claro que algo de continuidad tenía que haber, porque los temas nacían de mi cabeza en ambos proyectos, como he dicho. A la hora de componer no hay intencionalidad de romper premisas, me sale natural.  

En tus temas, ¿cuánto hay de Antonio Arco?

Todo. Antes he compuesto metiéndome en la piel de otras personas, en 'Ochenta años', que era un tema clásico de El Puchero, me metía en una persona de esa edad. Todos los temas son autobiográficos o reflejo de mis pensamientos, de mis inquietudes... Entonces es 100 x 100 Arco.

¿Cómo ves el mundo de la música actual?

Lo veo bien. Con El Puchero vivimos toda esta crisis, o más bien el cambio de formato, donde el disco físico pasó a un segundo plano por el streaming, por la piratería... Nosotros nos mantuvimos ahí arriba con los conciertos, el público nos seguía. Fue quien permitió que nosotros siguiéramos sacando discos y haciendo canciones de forma independiente. Hoy en día, creo que hay muchas posibilidades. América y nosotros estamos cada vez más cerca; es más fácil establecer puente. El streaming ha sido una revolución, yo soy usuario habitual de un par de plataformas. Para mí es una pasada tener toda la música que quieras ahí, cuando quieras... Estar con los colegas, comentar una canción, sacar el móvil y escucharla. Creo que han surgido otras fórmulas que eran necesarias, pero el negocio de la música tiene mucho camino por delante. A la gente, hoy más que nunca, le gusta consumir música. Pero ésta a su vez tiene que adecuarse a las necesidades de los consumidores, como los precios, la disponibilidad...

antonioarco3

 

¿Qué puede darte un apoyo relevante?

Hay cosas como que te cojan una canción para un comercial de televisión, o que entre en alguna que otra radio. Pero eso a mí no me preocupa, sinceramente. Con El Puchero hice las cosas poco a poco, con el boca-oído. Ahora tengo la suerte de estar en una compañía grande que me facilita las cosas, poder vivir de esto, de estar más relajado, no te voy a mentir. Con El Puchero tenía que trabajar también con el tema de distribución, de ver dónde está el disco, dónde no... Entonces, ahora me puedo despreocupar en ese sentido, y dedicarme a lo que realmente me gusta, que es cantar, hacer canciones e ir poco a poco mostrándole mi música a la gente. Si luego hay a quien le mola, y quiere quedarse con ella y acompañarme, pues perfecto.

¿Y qué consideras que es perjudicial para la carrera de un artista?

Quizás poner las expectativas muy altas. Ya he superado de sobras las que tenía cuando empecé a hacer canciones de manera más profesional hace veinte años. He conseguido cosas que nunca creí que pudiese, muy bonitas, como llenar el Palacio de Deportes de mi Graná, que fue algo inolvidable. Entonces, mis expectativas están más que cubiertas. Quien empieza en este mundo, y se pone unas expectativas muy altas, puede ser que no las consiga y se desilusione. Esto es como la vida. El éxito, en última instancia, no depende de ti, en eso tiene mucho que ver el público que es el va a decidir si te sigue o no. Es algo que no se puede controlar. No sirve de nada tener metas inalcanzables. Lo importante es trabajar y escuchar todo tipo de críticas.

Finalmente, ¿tienes ya cerradas algunas actuaciones?

Estamos el 4 de marzo en Córdoba (Sala Simbala), el 5 en Sevilla (Sala Malandar), el 11 en Granada (Sala El Tren), el 12 en Málaga (Sala Trinchera). La semana siguiente, el 18, iremos a Madrid (Sala Caracol), el 19 a Bilbao (Café Antzokia) y el 28 a Murcia (Cansera Festival). En abril estaremos, el 1 en Barcelona (Sala Apolo), el 2 en Tarragona (Sala Zero) y el 15 en Burgos (El Hangar). Tenemos varios festivales para el verano, como el Weekend Beach, y otros tres de los que todavía no puedo hablar, pero que me hacen especial ilusión. La idea es plantearlo todo por aquí hasta el verano, en otoño tirar para Latinoamérica, a Argentina, Chile... Tengo muchas ganas. Y seguir, como te digo, pasito a pasito, mostrando Uno, del que estoy muy orgulloso. 

¿Algo que Arco quiera añadir?

Muchas gracias a Musiqueando por estar siempre ahí. Desde el principio con El Puchero, apoyándonos. Espero que os vaya muy bien, y que sigáis prestando este espacio a los músicos.

 

Fotografías: Patricia del Zapatero.