Musiqueando con... La Habitación Roja

Escrito por Andrea del Zapatero
Categoría: Musiqueando con.... Creado: Lunes, 06 Julio 2015 14:37
Visto: 1006

Con motivo del paso de La Habitación Roja por Nocturama el pasado 2 de julio, Musiqueando tuvo la oportunidad de charlar un rato con Jorge Martí, su vocalista. En esta entrevista, hace un balance de los 20 años de carrera que el grupo lleva ya a su espalda, nos habla sobre cómo ha cambiado la propia banda, el público, la importancia de los festivales hoy en día, los planes futuros…

 LHR3

1. ¿Cómo comienza la aventura de La Habitación Roja?

Éramos unos chavales que nos gustaba mucho la música y en un momento dado tomas la iniciativa y decides llegar al otro lado, quieres emular a la gente que te gusta. En el instituto aprendí a tocar la guitarra, comencé a escribir mis primeras canciones, lié a mis amigos... Jose, el batería es amigo mío desde pequeñito, y claro, llega un momento en el que te pones, haces un grupo, un nombre...

2. ¿Vuestro género, el indie rock, fue algo predeterminado o fue surgiendo?

Nosotros siempre hemos hecho lo que hemos querido. Hay ciertos grupos que nos interesaban por aquel entonces, y otros que nos interesan ahora. Pero creo que el grupo siempre ha tenido una influencia clara del pop de los 60, tanto internacional como nacional. Son grupos con los que creces.

Ahora está de moda la etiqueta de 'indie', y nosotros venimos de una tradición de pop y rock independiente anglosajón. Así, además de seguir con la música española de entonces, estábamos muy al loro de la música que salía en diversos medios internacionales.

Tuve la suerte de que cuando empezó el grupo, se produjo el movimiento independiente de los 90 y salían grupos como Los Planetas o festivales como el FIB...y así se formó el grupo. En el 94-95 fue la primera edición del FIB y nosotros ya íbamos con nuestras maquetas a repartirlas.

Por aquel entonces, entre este tipo de acciones y Radio3, eran las únicas formas de darte a conocer.

3. Tras 20 años en el mundo de la música, ¿qué balance harías?

Es muy positivo. Somos un grupo que desde el principio vivimos por y para la música. Además, hemos tenido la suerte de que la música nos haya devuelto todo lo que le hemos dado. Uno empieza como un chavalín con muchísima ilusión y sueña con tocar en su pueblo, y ya a partir de ahí salir fuera, viajar con la música. Y eso lo hemos superado con creces. Hemos tocado en Latinoamérica, hemos estado en Estados Unidos  grabando discos y tocando, también en Europa...

Realmente, lo que empezó como una aventura ha llegado a un punto en el que te das cuenta de que te estás dedicando a la música y es un punto de no retorno. Nos hemos de forma profesional, pero siempre con un espíritu amateur, respetando mucho la música y con la idea de que lo haríamos incluso si no ganáramos dinero.

4. Después de todo esto, ¿qué crees que os queda por hacer?

Precisamente creo que los grupos se deshacen porque tienen la sensación de que no les queda nada por hacer. En nuestro caso es lo contrario. Estamos celebrando nuestro 20 aniversario, todo son cosas bonitas. Estamos haciendo canciones nuevas y nos venimos arriba muy rápido. El legado del grupo está muy vivo, nuestro sello nos apoya un montón... No pensamos en lo que nos queda por hacer, lo sentimos así, que quedan cosas. Son todo retos: los festivales que vienen ahora, un concierto que tenemos previsto en México para celebrar el aniversario... Siempre pasan cosas.

LHR4

5. ¿De qué forma tenéis planeado, además de las que ya lleváis a la espalda como el recopilatorio, celebrar vuestro 20 aniversario?

Estamos todo el año haciendo cosas como conciertos especiales, estamos en algunos festivales, tenemos pendiente alguna que otra sorpresa, nos van a hacer un homenaje en el Festival Contemporáneo en Alburquerque, Badajoz, donde diversos grupos contemporáneos van a interpretar canciones nuestras... Hay un montón de cosas que vamos a hacer. Realmente vamos a estar todo el año liados. Y por último, en septiembre nos meteremos en el estudio a grabar el nuevo disco.

6. ¿Fue complicado elegir los temas para el recopilatorio?

Sí, piensa que tenemos más de 200 canciones editadas, y elegir 20 fue una tarea dura. Se han quedado muchas canciones que nos gustaban mucho fuera, pero había algunas que eran imposibles no incluirlas. Hemos querido tener un equilibrio entre lo que nos gusta, lo que la gente quiere, lo que queríamos...

Es como lo que hacemos en los conciertos. No somos egoístas en el sentido de que queremos conseguir dicho equilibrio para contentarnos tanto a nosotros como al público. En el recopilatorio hay una canción nueva que es la que estamos presentando, están las que tienen que estar por su éxito, y otras que queríamos reivindicar.

7. Es la primera que tocáis en Nocturama, pero no en Sevilla. ¿Qué sensaciones os lleváis de los conciertos aquí?

Hemos venido en numerosas ocasiones y hemos tenido conciertos muy chulos, aunque algún que otro patinazo. El último de Obbio estuvo muy bien, con espontánea incluida, pero por ejemplo con la presentación del disco, fue una fecha mala, la sala Q no es céntrica, llovía un montón, coincidió con el Monkey Week... Y no fue toda la gente que esperábamos. Nos quedamos con ganas de hacer una fecha buena, como es la de Nocturama. Aparte, hemos estado en diversas salas como Fun Club, que la hemos llenado varias veces. En general, nos gusta Sevilla, nos gusta Andalucía, y nos encanta venir.

8. Después de tanto tiempo, generalizando un poco, ¿qué cambios veis en vuestro público?

Afortunadamente tenemos un público intergeneracional, con gente de nuestra quinta, gente joven... Creo que hemos incorporado a mucho público joven a la causa. Es cierto que eso lo ves más en los festivales, que el público más joven tiene unas conductas distintas como ir a festivales que por poco dinero ven a muchos grupos. En los conciertos de salas son más selectivos. Pero uno de los motivos por los que el grupo sigue vigente es porque hemos conseguido mantener al público de siempre y además ampliando el público por la parte baja de la pirámide, que eso también es importante, renovar. Me hace bastante ilusión ver a gente joven en los conciertos. En México tenemos un público muy muy joven, universitario, e incluso en ocasiones preuniversitario.

LHR1

9. En numerosas ocasiones has mencionado el formato 'festival', ¿os gustan este tipo de forma de dar conciertos?

Ahora hay un montón de festivales, y en su momento, cuando empezamos a tocar, estaban en su momento de auge. No nos sentíamos del todo a gusto porque era difícil estar a la altura, no tenías la experiencia, no conocías la dinámica de certámenes de este tipo, y encima tocabas con grupos internacionales que te sacaban mucha ventaja. En los primeros años éramos un grupo vulnerable a las condiciones que se dan en los festivales, y quizás no éramos capaces de tener una regularidad que ahora sí que tenemos. Es cuestión de sumar práctica y luego ser pragmático y pensar un poco en tocar lo que tú quieres y lo que tienes que tocar.

10. Hay una pregunta que me gusta hacer a los grupos que entrevisto, porque suelen dar respuestas muy dispares. ¿Qué opinas sobre el fenómeno de Internet?

Es innegable que Internet ha sido una revolución, no solo para la música, sino también para el periodismo, para la comunicación... Y ha hecho que los grupos podamos ser más conocidos, y que haya gente que pueda disfrutar de nuestra música. La única polémica que provoca es el tipo de negocio que hay detrás. El artista desgraciadamente es el último en el escalafón. Realmente, lo que reclamamos muchos músicos es que nos den un reparto justo. 

 

Fotografías: Patricia del Zapatero.

INSTAGRAM