South Pop Festival 2010 - viernes -

Escrito por Miguel
Categoría: SOUTH POP FESTIVAL SEVILLA 2010 Creado: Lunes, 29 Marzo 2010 15:05
Visto: 1923

26 Marzo, 2010 - Teatro Alameda, Sevilla

Cuando un festival no necesita de nombres de relumbrón para configurar una edición atractiva y de buena respuesta entre el público viene a significar que el festival en sí goza de buena salud y una muestra más de su consolidación en cuanto a nivel musical, espacio y fecha de celebración y público asistente.

Image 

Pero esto no es nuevo, es algo que South Pop se ha ido ganando año tras año gracias fundamentalmente a una gran labor organizativa que hace que apenas ocurran retrasos en los horarios establecidos así como a la apuesta musical, base de cualquier festival, y que en South Pop 2010 resultó de un notable nivel.

 

Casi con las  prisas de mi primer Suth Pop, hace ya 4 años, y ya con mi correspondiente pulsera en la muñeca asistí al concierto que abría jornada del viernes, François and the Atlas Mountains.

 Image

Tocando arrebato con la harmónica se presentaron por primera vez en Sevilla con temas personales, efectos vocales como el reverb y con algunos giros electrónicos. Su actuación pasó por un repertorio de canciones simpáticas donde los 4 componentes permanecían juntos sobre el escenario, alrededor del llamativo juego de percusión.

 

A su manera interpretaron "Be water (je suis de L´eau)" intercalando alguna expresión en castellano"soy" agua así como una intentona de arrancarse por "saeta" (muy propio de las fechas en las que estamos inmersos) dando nuevas muestras de una gran actitud y simpatía.

 Image

Particularmente tenía interés en ver a Klaus & Kinski dado las buenas críticas y el apoyo que reciben desde varios medios. De dulce interpretación vocal y con un look muy popero la formación adquiere dos dimensiones, básicamente la pop y algo de rock apoyada en distorsiones de guitarra.

 Image

Canciones realmente bonitas, con cierta emoción, y melodías en los teclados también dulces acompañaron el repaso por temas como "el cristo del perdón", "por qué no me das tu dinero" o "rocanrolear" con la que se despidieron.

 

Con Sr. Chinarro tenía cierto temor. La anterior vez que lo vi en concierto no me dejó especialmente satisfecho pero debo reconocer que en esta ocasión mi opinión se volvió más positiva. Con aparente mejor humor y con diversos comentarios sobre las canciones y hacia el público, Antonio Luque desarrolló un repertorio bastante animado, bien acompañado por, entre otros instrumentos, un violonchelo.

 Image

No faltaron referencias a sus primeros trabajos con temas como "Quiromántico" o "Farolillo rojo" que fueron muy aplaudidas por su público.

 

A los pocos segundos de que Lacrosse iniciaran concierto ya sabía que se llevarían mi particular reconocimiento a la gran sorpresa del festival. Su aparición en el escenario supuso una subida de volumen y de ritmo en el Teatro Alameda del cual no pudimos ni quisimos escapar.

 Image

La inagotable cantera sueca nos brindó un gran grupo de excelentes conjunciones vocales y canciones que parecen transformarse para acabar a golpes de guitarra y con ritmos bailables. 

 

Además de encantarnos con temas como "you can´t say not forever", "my stop" o "excuses excuses" y por si faltara algo de animación, apareció un bailarín en primera línea cuyo movimientos fueron imitados por el público provocando buenos momentos de diversión.

 Image

Y ya que estábamos perfectamente predispuestos pasarlo bien y bailar aparecen Stereo Total. Los berlineses pasan por ser una formación extravagante y divertida. Si a esto le sumas cierta actitud caótica sobre el escenario y un temas revisados en español como "quiero ser mamá" de Almodovar y Mcnamar, "todo el mundo en la discoteca" o "amo amor a tres" para la cual subieron a un chico del público sobre el escenario para compartir dicha interpretación, la actuación quedó de lo más sorprendente.

 Image

Final con "My way" de Sinatra y con invasión del escenario, convertida en una auténtica pista de baile, supuso el punto y seguido de este festival que, finalmente, nos ha conseguido mover el esqueleto y sonreir.