SOS 4.8

Escrito por Miguel Terroso Saénz
Categoría: SOS 4.8 Creado: Martes, 06 Mayo 2008 09:58
Visto: 1727

La primera edición del Festival SOS 4.8 se clausuro el sábado con un notable éxito de asistencia de público. 11.000 personas el viernes y 14.000 el sábado para un total de 25000 asistentes durante todo el fin de semana (el 45% llegados de fuera de la capital del Segura) superan ampliamente las expectativas de la organización, que habrían considerado un éxito una asistencia de 15000 personas entre ambas jornadas. Las campañas de promoción del festival con regalos y descuentos tuvieron el éxito esperado y ayudaron sensiblemente a la gran aceptación del evento por parte del gran público.

  

Musicalmente, el festival constaba de dos jornadas bien diferenciadas. El viernes la programación estuvo mas encaminada hacia el pop-rock, mientras que el sabado fue la música electrónica la protagonista. 

Fueron Second los encargados de abrir la primera jornada en el espectacular escenario SOS 4.8 (un imponente espacio de 420 metros cuadrados y 12 metros de altura que contaba con 150.000 vatios de sonido y 280.000 vatios de iluminación, un sofisticado escenario con el que en España solo cuenta el Festival de Benicassim). Los murcianos solventaron bien la complicada papeleta de abrir un festival. Se les vio motivados y el público que se acercó a verlos respondió. Acabaron con el himno del centenario del Real Murcia que ellos mismos compusieron.  

Justo después llegaba el primer gran plato fuerte del festival, los británicos James, que venían a presentar su última entrega discográfica, el mas que notable “Hey Ma”. Los mancunianos mostraron un estado de forma envidiable y fueron intercalando los mejores temas de su ultimo disco con algunos de los grandes éxitos de la banda como “Born Of Frustation” (con la que abrieron su concierto), “Sometimes”, “Laid”, “Getting Away With It”, “Tomorrow” o “Out To Get You” (con la que acabaron). Mucha gente echó en falta su archiconocido himno “Sit Down”, pero con el amplísimo repertorio del que poseen y el poco tiempo que les dejaron tocar, era de esperar que hubiese ausencias.  

Era turno de la sensibilidad crooner de Rufus Wainwright. Muchos éramos los que pensábamos que un festival así no era el mejor sitio para un concierto del canadiense, mas aún siendo como era una actuación en solitario. Y en efecto, desde los primeros acordes de “Grey Gardens” se comprobó que escuchar a Rufus iba a ser complicado, ya que se escuchaba mucho mas a la gente hablar que a la voz y el piano de Rufus. Solo al final, cuando se arrancó con la versión del “Hallelujah” de Leonard Cohen, la gente le prestó un poco mas de atención. Una pena puesto que en las oportunidades que he tenido de verle en el entorno adecuado, los conciertos han sido realmente buenos. 

Y es que la gente estaba esperando ansiosa el concierto de Kaiser Chiefs, el cabeza de cartel del viernes. Y fueron al grano, soltando lo más bombástico de su carrera con un principio ( “Everyday I Love You Less And Less”, “Ruby” y “ Na na na na na”) totalmente frenético. Sin embargo, el globo se fue deshinchando. Llegaron las canciones mas intrascendentes de su corta discografía (que son muchas para tener 2 discos) y tocaron algunos temas nuevos en los que no se apreció evolución alguna en su sonido. Remontaron el vuelo al final con “I Predict A Riot”. La sensación final fue que a los de Leeds aún les faltan muchas canciones como para poder ser un cabeza de cartel con 75 minutos de tiempo para tocar.  

Tras ello llego Fischerspooner DJ Set, que finalmente contó con la presencia de Casey Spooner y no de Warren Fischer como estaba previsto. En una  sesión que resulto ser muy clubber y quizás demasiado larga se pudieron escuchar remezclas de algunos de sus temas.

 Muchos fueron los que se marcharon en aquel momento. Sin embargo los que nos quedamos disfrutamos de uno de los ratos mas divertidos de todo el festival, a cargo de The Pinker Tones. En una sesión sin tregua, siendo mitad dj´s y mitad showman, Profesor Manso y Mr Furia (acompañado de un tercer miembro) disfrutaron e hicieron disfrutar a todo el público congregado en la explanada de la Fica.  

Cerró la jornada del viernes el DJ Ángel Molina, que presento una sesión muy agresiva de tecno industrial solo apta para la gente con mas ganas de bailar a esas horas.   

 La jornada del sábado estuvo mas escorada a los sonidos electrónicos. Comenzaron el dia The Cabriolets, la banda de Bimba Bose. No soy demasiado fan del R&B (o si lo prefieren, canción anime o pop coreano como ellos mismos se auto-etiquetan en su Myspace), pero si ya me resultaba un tanto desinflado en estudio, las pocas ganas que (aparentemente) le pusieron al concierto difícilmente iban a hacer cambiar esa percepción. Su apatia al final acabo contagiando al público que estaba presenciando su concierto. 

Valga por delante que cualquier grupo que tenga los arrestos para subirse a un escenario ya tiene todo mi respeto y admiración, pero lo de las Nancys Rubias fue de órdago. Escudándose en su teatralidad, dieron un dudoso espectáculo en el que absolutamente todo lo que se escuchaba era en playback (incluso su version de “Teenage Kicks” de los Undertones). Quizas un servidor se toma la música demasiado en serio, pero una performance asi era impropia de un festival de esta índole. 

Acto seguido era el turno de, junto con Los Planetas, el grupo que mas atención y repercusión puede aportar dentro del panorama independiente nacional. Hablamos de Fangoria, que dieron un concierto muy al gusto del personal, derrochando hedonismo con una Olvido Gara pletórica en su papel de diva/maestra de ceremonias, con 2 partes bien diferenciadas dentro de su show como viene siendo habitual. La primera con una escenografía en blanco impoluto y la segunda cambiando el negro por el verde campanilla. La cuestión es que de blanco o de verde, los hits se sucedieron sin tregua, entre las que estuvieron “No se que me das”, “Miro la vida pasar” o “Ni contigo ni sin ti”.  

Era momento de ponerse mas sofisticados con la indietrónica de los alemanes Digitalism.  El grupo de Jens Moelle e Ismail Tuefekci dieron un concierto vital  energico, subrayando las lineas maestras de lo que les ha convertido en una de las revoluciones de la temporada. Kraut-rock, techno acido, punk…todo tiene cabida en la batidora de estos dos creadores. Una autentica pena que en el punto algido de su concierto, mientras interpretaban su famoso rompepistas “Pogo”, el sonido se cortase de manera repentina, no se sabe por que. Aun así este incidente no mancha lo que fue una actuación sobresaliente. 

 Y señoras y señores, llegaba el plato fuerte no solo ya del día, si no de todo el festival, los Chemical Brothers, pioneros del llamado Big Beat. Respaldados por unas proyecciones en alta definición sobrecogedoras. Ademas de eso, no dieron tregua al público, enlazando todos los temas sin parar en ningun momento. Durante la actuación, que se prolongo durante 2 horas no faltaron sus mas socorridos clasicos como Block  Rockin´ Beats (con la que comenzaron), “Hey Boy Hey Girl” y cerrando, como no, con el Chemical Beats. Un espectáculo que dejó muy satisfechos a los fans de la banda. 

 Para cerrar el festival se eligio a Jeff Mills, todo un gurú de la electrónica, que sin embargo paso bastante mas desapercibido de lo que se cabria esperar, por el cansancio acumulado por el público y por el despliegue de medios del que habían hecho gala los Chemical Brothers.  

Desde el punto de vista del espectador, el evento resulto realmente cómodo, pues no hubo sensación de agobio en ningún momento del festival y abundaban las zonas de descanso y las alternativas a los grandes conciertos, en especial la carpa SOS club, en la que se fueron sucediendo dj´s de los mas diversos estilos correspondientes a clubes y discotecas de moda en Murcia. 

Se cerraba así la primera edición de un festival que tiene intención de perdurar en la ya de por si sobrecargada escena festivalera nacional (según palabras del consejero de Cultura de la Región de Murcia Pedro Alberto Cruz, el festival se seguiría celebrando mientras el fuese consejero). Sin embargo, quizás seria conveniente replantearse el modelo del evento, que si bien ha tenido una respuesta masiva por parte del público, se antoja que no ha sido suficiente para cubrir el enorme gasto que ha tenido que hacer la Comunidad Autónoma para sacar adelante el proyecto (se calcula que un 20% del presupuesto total destinado a la cultura este año en la región). Sin embargo, entre bastidores ya se rumoreaban para el año que viene algunos nombres que harian del SOS una cita indispensable dentro del panorama musical nacional.  

Hasta el año que viene…

INSTAGRAM