Leiva pulsa el botón nuclear en Sevilla.

Categoría: Crónicas de conciertos Creado: Domingo, 09 Junio 2019 19:23
Visto: 313

Leiva vuelve a Sevilla, al polideportivo de San Pablo en el que es el octavo concierto de su gira nuclear, que arrancó el 10 de mayo en Salamanca. Pasando también por A Coruña, Murcia, Albacete, Zaragoza, Barcelona y Mallorca.

Aparece en escena la Leiband, sus músicos de siempre, salvo una nueva incorporación, la de Patricia Lázaro a los coros. 

Se ve que en esta gira se ha dado un nuevo enfoque, un show más completo, una macro pantalla y unos juegos de luces que ya nos ponen en antemano de lo que nos espera. Entran en escena con una breve introducción musical para arrancar el concierto con “Expertos”, hace un primer bloque con los temas “La lluvia”, “Animales”, “Guerra mundial” y “Lobos”.

Leiva agradece el público sevillano y recuerda que a medida que su carrera artística ha ido creciendo, siente que el público sevillano ha crecido de manera paralela y confiesa que se siente muy arropado y agradecido.

La cosa se va animando y llegan canciones como “Superpoderes”, “Los cantantes”, “Breaking Bad” y “A ti te ocurre algo” haciendo un bloque progresivo en el que el sonido cada vez es más intenso y se va poniendo interesante el concierto, llega “Nuclear”, nombre de su último álbum de estudio, lanzado el 22 de marzo de este mismo año y de nuevo a la producción de Carlos Raya.

“En el espacio” y “Miedo” le siguen y con “Sincericidio” la cosa se va calentando.

Leiva cuenta que por la tarde estuvo paseando por La Alameda y recordaba una anécdota de su primer concierto en Sevilla con Pereza, en el Fun Club. Donde vino su hermano mayor a verlos y la cosa se animó, le robaron la ropa en el hostal y tuvo que actuar con ropa prestada, decía que parecía un rapero, de lo grande que le estaba la ropa, el momento más cómico de la noche.

Continúa con “Godzilla”, “Electricidad” y “Como si fueras a morir”, un bloque de tres temas eléctricos y potentes donde el público se viene arriba, en éxtasis, saltando.

Temazos como “No te preocupes por mi”, algo de Pereza con “Como lo tienes tu”, “Terriblemente cruel” donde claramente ya todo el mundo está arriba y tiene a la gente entusiasmada. 

La banda se va, ante 6000 personas él solo, cambia la guitarra eléctrica por la acústica, se declara un romántico y pide silencio para cantar “Vis a vis” donde en los estertores de la canción llega la banda para arroparlo, le sigue “La llamada”, canción galardonada en la pasada edición de los premios Goya en la categoría de “Mejor canción original”, por la película “La llamada” dirigida por Javier Ambrossi y Javier Calvo. Canción muy celebrada por el público y le sigue “Estrella polar”, canción de su anterior etapa con Pereza, reconoce que estuvo peleado con esta canción y desde la ruptura de la banda no la ha tocado hasta ahora, al sonar los primeros acordes del tema todo el público grita. 

Se van despidiéndose en el típico paripé donde todo el pabellón canta y jalea para que vuelvan y vuelven, Leiva a pecho descubierto, literalmente, para despedirse con “Mirada perdida” y cerrar con “Lady Madrid” donde después de casi dos horas de concierto, que se pasan efímeramente, Leiva abraza a uno de cada los componentes de la Leiband en un gesto de cariño y agradecimiento por el trabajo tan bien cuidado y realizado por cada uno de sus componentes. Suena “Give peace a change” de John Lennon para decir hasta la próxima, el botón nuclear se pulsó y todo el pabellón salimos irradiados de buena energía y mejor música.