Contra las cuerdas

Categoría: Crónicas de conciertos Creado: Domingo, 27 Enero 2019 23:18
Visto: 271

En el cuarto concierto de su gira de teatros, Sidecars visita el Gran Teatro de Córdoba, donde el grupo se emocionó al ver la sala a rebosar solo para ellos, tras agotar las entradas días antes del evento.

Abrieron boca de manera puntual con “Cuando caigas en Shock” con un público que no necesitaba que lo motivaran y que empezó con las palmas incluso antes de que Juancho empezara a cantar.

El Gran Teatro demostró su increíble acústica y nos proporcionó un sonido que nos permitía discernir y disfrutar cada nota. El concierto continuó con “La tormenta”, tras la cual, hicieron una pequeña ovación a toda la gente que había ido a verlos: “jamás soñamos con llenar el Gran Teatro” fueron palabras del cantante.

“Fuego Cruzado”, “Costa da Morte”, “El camino fácil”, las canciones se sucedían y el público se iba entusiasmando.

En la siguiente pausa, nos regalaron una anécdota sobre sus inicios de cómo aún les debían el pago de una sala en la que solo vendieron 20 tickets. Jamás les pagaron y por contraste ahora tenían casi mil personas pendientes de ellos.

El grupo se divertía, incluso Pere Mallén, el guitarrista, jugaba con los pies, botaba en su taburete y lo hacía girar cual niño con silla nueva. El concierto continuó y sonaron “Tan rápido”, “Mundo Frágil”, “Canciones prohibidas”. A continuación nos deleitan con un momento acústico de guitarra añadiendo un estilo un poco más funky, animando el ritmo del concierto poco a poco.

Sonaron “Todos mis males”, “Chavales de instituto” y “Ya no tengo problemas” justo antes de presentar a Javi, el técnico de luces del grupo, que en la siguiente canción quedó eclipsado cuando, al sonar “Dinamita”, los asistentes llenaron de luces el teatro con las linternas de sus móviles y el espectáculo se trasladó entonces del escenario a la sala. El grupo recibió lo que parecía un cielo estrellado delante de ellos, algo que les costará olvidar.

Justo antes de un pequeño intermedio, en el que retiraron los taburetes para liberar espacio en el escenario y poder moverse con algo más de libertad, sonaron “Olvídame” y “Los amantes”.

Durante este pequeño descanso se proyectó en el fondo la portada del nuevo disco que palpitaba fuertemente antes de continuar.

Algunos de los asistentes se empezaron a levantar con “De película” y “Locos de atar”, pero fue con “Contra las cuerdas” que todo el público se puso de pie y que el grupo pudo descansar, pues fueron los asistentes los que se quedaron solos cantando el estribillo mientras el grupo podía limitarse a escuchar a sus fans.

Ya en la recta final de la noche tocaron “Tu mejor pesadilla” y uno de sus temas más sonados “Soy fan de ti”. Para cerrar la velada, tocaron “Amasijo de huesos” para no dejar con las ganas al público, que momentos antes la pedían al unísono.

Finalmente, igual de puntual que fue el comienzo también lo fue el final de este emotivo concierto, que despertó las emociones de todos los espectadores. Cerrando una noche mágica para el grupo en esta ciudad a la que prometieron volver, confesando también sus intenciones de grabar nuevo disco antes de que finalice 2019.

INSTAGRAM