Roger Waters. Atarfe, Granada 9/5/08

Escrito por Alberto Ferraris
Categoría: Crónicas de conciertos Creado: Martes, 20 Mayo 2008 01:57
Visto: 1704

Quisiera arrancar esta crónica con un agradecimiento a todas las personas que se han involucrado en traer a Roger Waters y su espectáculo a tierras andaluzas, siendo esta la única cita en la península, potenciando y ayudando la cultura musical de la región andaluza que por norma general se queda fuera de los principales circuitos de conciertos del pais. No es raro que sea Atarfe el emplazamiento elegido para este evento, una localidad con larga tradición de conciertos, festivales y muy vinculada a la música.

 Image

El lugar del evento no era el mejor, el campo de futbol municipal de Atarfe, al aire libre, hubiese sido preferible un lugar cubierto con una buena acústica como el Palau Sant Jordi en el cuál tocaron el año pasado, lugar donde desplegar al 100% su espectáculo cosa que en Atarfe no se consiguió por diversos problemas entre ellos meteorológicos. 

 

Por la tarde el cielo mostraba un aspecto incierto aunque cerca de la hora de inicio parecia que la cosa no sería grave. A las 22:00 horas comenzó el concierto con puntualidad con 'In the Flesh' el sonido en aquellos primeros compases era bastante bajo y no parecia buena señal y a mitad del primer tema se fue la luz, los nervios se apoderaban de los presentes! Corregido el problema Waters agarró la guitarra acústica para tocar 'Mother' y tras ella el mejor momento de la primera parte del concierto con la interpretación de 'Set the controls for the heart of the sun' de su ya muy lejano segundo disco: 'A Saucerful of Secrets', una gran canción de su gran etapa psicodélica.

 Cabe destacar la gran calidad de las retroproyecciones del escenario, fueron impresionantes durante todo el concierto, en algunas de ellas hicieron referencia a Syd Barrett el gran y desaparecido genio de los primeros Pink Floyd, en cambio, se echaron en falta a los lados del escenario  unas pantallas  más grandes pues más atrás de la torre de iluminación ya se veian demasiado pequeñas. La siguiente en caer fué la maravillosa 'Shine on you crazy diamond' a la que siguieron 'Have a cigar' y 'Wish you where here', el sonido desgraciadamente seguia siendo demasiado bajo y del anunciado sonido quadrófonico no había rastro hasta el momento y encima poco después la lluvia hizo acto de presencia minando la moral de los presentes. El trance se hizo mas pesado cuando Waters interpretó un par de temas de su obra en solitario y la lluvia se intensificaba, especialmente pesada fué 'leaving Beirut' muy larga y monótona. Con 'Sheep' llegó el final de la primera de las tres partes del concierto, durante la cual voló casi a ras del público porque no cogió altura un cerdo. 

 

Durante el descanso de diez minutos la lluvia descargó los últimos cartuchos y cesó, momento para aprovechar la dispersión del público para coger un mejor sitio. La segunda parte consiste en una interpretación completa del disco 'The Darkside of the moon' uno de los discos más increibles que jamas se hayan grabado en toda la historia. Así que éste se trata de un momento único e inigualable en la vida de un amante de la música.

Image
A partir de este momento se hizo practicamente borrón y cuenta nueva. El sonido había cambiado, era más potente y mejor. La inquietante intro 'Speak to me' nos ponia en situación y tras ella la bellisima 'Breathe' y para rematarla la hipnotizante 'On the run' que fué todo un espectáculo sonoro con unos efectos envolventes y una sensación de velocidad que pusieron los vellos de punta y es que el publicitado sonido de 360 grados sólo se apreció en pocos momentos puntuales y este fué uno de ellos. Era el momento de otra joya: 'Time' que comenzó con el sonido de numerosos relojes estallando en el aire seguido de una parte de percusión realmente impresionante que sonó en la noche de Atarfe con una potencia y una claridad increibles.
Siguieron 'The great gig in the sky' y 'Money' en la cuál Roger Waters tuvo algún problema de sonido con su bajo. El show continuó con 'Us and them' y se hacia patente la falta del inigualable David Gilmour a la voz y la personalidad que sólo el sabe transmitir a sus temas. Pese a ello hay que remarcar que durante esta canción cantada por el teclista fue la que mejor hizo justicia a Gilmoure. En la recta final sonaron: 'Any colour you like',  'Brain Damage' y 'Eclipse'.
 

Image

Para la tercera parte del show quedaron algunos clásicos obligados y estos fueron: la ya no 'tan fresca' 'Another Brick in the Wall (Part 2)', 'Vera', una entretenida 'Bring the Boys Back Home' por la puesta en escena con explosiones de guerra tras el escenario y como broche de lujo quizas la composición más bella: 'Comfortably Numb'Una noche sin duda para conservar en el recuerdo de una vida.

EasyCookieInfo

INSTAGRAM