Zia-Sala Mynt-Madrid-29-03-2008

Escrito por Fernán del Val
Categoría: Crónicas de conciertos Creado: Lunes, 07 Abril 2008 18:46
Visto: 1782

“Ha costado tres años, hemos perdido pasta y ganado peso, pero por fin Zía presenta su disco en Madrid”. Con esta frase Rodrigo Llamazares resumía el esfuerzo de esta banda de experimentados músicos por sacar adelante su proyecto, a pesar de las discográficas.  

Image

La sala estuvo repleta para ver a un grupo que ha ido creciendo poco a poco, con el famoso boca-oreja, myspace y garito, mucho garito. Su primer disco, “Despierta”, tiene un sonido espectacular, que remite al rock setentero, al sonido funk y a aquello que podríamos llamar “el sonido Siroco” (bar madrileño en el que se  forjaron bandas como Superskunk, La Vacazul, Sobrinus o Pereza). Además, aportan textos cuidados y pensados, pequeños trozos de sus vidas, amargos en algunos casos, pero que se degustan con agrado.

 Image

La banda la forman Rodrigo Llamazares (Superskunk, La Vacazul), uno de los grandes vocalistas de por aquí (al que le interese, tiene una pequeña escuela de canto) que ahora además ha decidido colgarse la guitarra con un éxito palpable. Miguel Flecha -un trotamundos de la música- se encarga del bajo y del espectáculo en escena. Verle tocar es hipnótico e inquietante (¿es sano tocar con tanta pasión? ¡Acojona!). Y la batería la ocupa Loza, un tipo del que ya no cabe decir nada, solo referirse a las bandas en las que ha tocado (Sobrinus, Los Coronas o Deluxe).

Tres tíos con tanto currículum, por narices, no pueden hacer nada mal, y así lo mostraron en sala Mynt, a pesar de un sonido regular y una máquina de humo que no paraba de soltar gas.  Atacaron la escena con una de los grandes temas de su disco, “Fuel” , canción de estribillo logrado y quedón, siguiendo con “Gusto a sal”, tema nuevo y que remite a ese sonido funk del que hablaba, y en el que Flecha se lució. “De agua” es otro de los temas insignes de Zía, rematada con una gran letra y con Rodrigo mostrando su habilidad con las cuerdas (vocales sobre todo). Esta primera parte del concierto culminó con “Cada día” y “Despierta”, muy coreadas con el público y con un contundente sonido de guitarra. Antes de los bises cayeron “Tú y yo”, canción que habíamos podido escuchar en el myspace de Rodrigo, y una versión de la famosa Riana (Umbrella) que engancharon con  “Fénix”, otro de los temas contundentes del disco. Y para el final “Nunca más”, canción que cierra el disco, muy coreada también, que además enlazaron con Whole lotta love de los Zeppelín. Y para terminar, “El nudo en ti”, un texto muy logrado (“Hay una puerta en ti, si entro me saldré del tiempo, y una llave en mi que sabe deshacer el nudo en ti”) acompañada con un ritmo que anima a moverse.  

Image

Los músicos acabaron exhaustos pero contentos, y el público salió con esa media sonrisa que se le queda a uno cuando lo ha pasado bien. Son una de las propuestas más interesantes que han surgido en los últimos años, y esperemos que, esta vez sí, se queden por mucho tiempo.

 

Fotos: Nuria Aguilar