Musiqueando con...El Alternador

Categoría: Musiqueando con.... Creado: Jueves, 06 Septiembre 2018 22:18
Visto: 289

Hoy hemos musiqueado con la buena gente de El Alternador para conocer más sobre la edición de este año y su secreto para conseguir sobrevivir fiel a su filosofía en sus 13 años de historia. Pasen y lean

Con esta será la edición número XIII, se os puede considerar un festival longevo, ¿cuál es el secreto?
El secreto de esta perdurabilidad del festival creemos que no es otro que la pasión por la música, y nuestra pretensión de poder acercarla a las calles de nuestro pueblo, Montellano. En definitiva, usar la acción local para la promoción social y cultural de la música; actuar en el espacio que tenemos más cerca, y tratar de aportar valor cultural.

Esa pasión, mirando atrás y con la experiencia ya de doce años, creemos que se ha mantenido intacta al crear una identidad y personalidad ya consolidadas, que ha resistido a las dificultades y adversidades que siempre surgen cada año. Y ello se une a un criterio artístico definido: El Alternador ha intentado estar siempre muy atento a todo lo que pasa musicalmente, y que a lo mejor estaba “por debajo del radar”. No nos interesa tanto estar muy pendientes de tendencias o hypes, sino que lo que más nos gusta es apostar por grupos emergentes de la escena más cercana; nos interesan las bandas que trabajan con vista larga, las que ponen siempre su música por encima de otro tipo de consideraciones. Todo ello es lo que no ha permitido estar ahora enfrascados en esta XIII edición.

Siendo un Festival que se integra en el pueblo de Montellano, ¿cuál es la acogida de los propios vecinos?
El férreo apoyo, acogida y muestras de cariño de los vecinos de Montellano es una de las principales razones principales de que nuestro evento haya perdurado en el tiempo. Desde hace ya varias ediciones se ha procurado acercar más el festival a los ciudadanos, creando nuevos espacios culturales de incentivo y motivación. Ello tiene como efecto directo una repercusión concreta en los jóvenes (y no tan jóvenes) de la localidad y la cultura local, tanto para el público participante (conocer otras músicas, acceso a la cultura independiente), como a la hora de estimular la creación que parte de los mismos jóvenes. Y, por último, la grata acogida vecinal se demuestra en la ingente cantidad de establecimientos colaboradores y amigos que, con su apoyo, nos hacen posible seguir en la brecha en los tiempos que corren.

De la programación musical, ¿qué podéis destacarnos del cartel?
Nuestra premisa es conformar un cartel artístico atractivo y coherente. Que el todo destaque sobre lo individual. Aun así, podemos destacar una novedad de este año, que es la introducción de un nuevo espacio en el que se ha programado una actuación infantil a cargo de Teatrín ‘Todo lo que imaginas’, que abrirán la jornada del sábado. Igualmente, queremos enfatizar el poder disponer nuevamente de un espacio tan singular como es el Espacio Creativo El Perro Semihundido, taller de trabajo del artista montellanero Jorge Gallego, el cual expondrá una colección de sus más recientes obras acompañadas por el estimulante espectáculo de Proyecto Voltaire y su espectáculo ‘Música de mobiliario’. Y, además, queremos destacar la continuidad en dar cobertura a la música electrónica, participando en esta edición el madrileño Ioan Gamboa, un referente de la electrónica patria quien realizará un set live.

Por último, también es de destacar el amplio abanico de interesantes y muy personales propuestas del panorama musical independiente. Un buen ejemplo de ello, por citar sólo algunas de las mismas, son los chiclaneros El Lobo en tu Puerta y su imponente directo, todo un vendaval de ruido y distorsión; el inspirado y melódico pop de Pecesbarba; la elegancia e intensidad de Victoria Ford; o el afilado post-punk de Asociación de Vecinos.

Echando la vista atrás, ¿qué permanece intacto de los primeros Alternadores hasta aquí? ¿Y qué ha cambiado?
Con la perspectiva del tiempo, permanecen inalterables nuestras ganas de disfrutar de la música, de escuchar música, y de vivir música. Y poder hacerlo programando propuestas de calado en nuestro pueblo es un pequeño orgullo. El formato del festival ha variado con el tiempo, consiguiendo que el festival se integre en el pueblo, que sea parte de él, creando un circuito itinerante alejado de la masificación e impersonalidad de otro tipo de propuestas. Además, el equipo organizativo se ha ido remozando; pero esos nervios e ilusión en los días previos no se quitan con los años.

¿Qué ha cambiado? En estos trece años muchos hemos aumentado la familia, hemos formado la nuestra, se ha perdido pelo y ganado peso (jeje). Pero incidimos en la idea que te comentamos: la ilusión, la del primer día.

Uno de los grupos que sorprende en vuestro cartel es el Vacío de Romeo, ¿cómo surge o se os ocurre esta nueva reunión tras su disolución?
Tenemos relación con varios de sus miembros, algunos de los cuales han tocado aquí con algunos de sus posteriores proyectos (Maga, Estado Temporal), y, sin ir más lejos, uno de los componentes de su formación original es montellanero. Además, casualidades de la vida -o no-, su primer concierto público fue aquí en Montellano. Así, celebrando que se cumple la efeméride del 25 aniversario de su disolución como banda, surgió la idea y vimos que era una oportunidad idónea para trasladarnos a esos primeros años noventa, y rescatar un buen cúmulo de emociones.

Alguien que os lee y que aún no conoce El Alternador, ¿qué le diríais?
Que haga el esfuerzo de acudir a la edición de este año a conocernos, y se empapen a fondo de la esencia de El Alternador. Que respiren lo bonito de convertir las calles de Montellano en un escenario cultural, y poder vivir el festival. Que tengan la ocasión de disfrutar con mucha música en directo, y con todos los bares y espacios que colaboran con nosotros (la ruta gastronómica paralela es una de las mejores bazas del festival). Y, en resumen, experimentar la música muy cerca, casi cruda, “de verdad”. Y cada banda en espacios distintos, cada uno con su propia personalidad. Buen plan, ¿no?

INSTAGRAM