Final de la IV Edición del concurso de bandas emergentes Musiqueando

Escrito por Gema Ruiz
Categoría: Crónicas de conciertos Creado: Viernes, 08 Diciembre 2017 11:03
Visto: 880

El pasado 2 de diciembre la Sala Even acogió a los participantes del concurso de Bandas Emergentes organizado por Musiqueando. Estas bandas nóveles propusieron sus temas más impactantes para que el público y el jurado proclamara su voto individual. El juego de luces y humo fue una constante a lo largo de la noche, lo que colaboró notablemente a crear espectáculo. Al final de la noche tuvimos un ranking de ganadores, pero, primero, repasemos sus puestas en escena.


Los primeros en tocar fueron Venezia Rojo Shocking. Esta banda inauguró la noche con un rock suave interpretado por una voz gruesa y rasposa que zigzagueaba por la sala. Su muestra contenía temas bastante rítmicos y melódicos que invitaban a un baile acompasado con un puntito folk. Su estilo lo describiría como sosegado, pero impactante, como un bisturí relajado que sin piedad deja una cicatriz.


Los siguientes en actuar fueron Oso Miel Oso, un grupo muy variopinto de jóvenes que ofrecieron un repertorio más que original. La baterista y la bajista estuvieron más que espléndidas y llenas de energía y marcaron los ritmos más potentes de los temas. Esta banda propuso una serie de temas intensos intercalados con otros más reposados. Desde luego, se consagraron como uno de los favoritos, a razón de los vítores del público.


Los penúltimos en pisar el escenario fueron Saico, el grupo que -desde lejos- trabajó con mejor sonido. Sus temas sonaron mucho más limpios que los del resto porque se fueron solventando los problemas técnicos, lo que les ayudó a proporcionar un concierto de mayor calidad. No obstante, su música brillaba por sí sola. Unas canciones intensas, con volumen y presencia dominaron esos 45 minutos de la noche: rock, ritmo y mucho rollo describieron la actuación de este grupo.


El último grupo en actuar fue La Jetée, quienes lamentablemente sufrieron los problemas de sonido más graves. Sin embargo, defendieron su turno hasta el último momento y nos regalaron al público un espectáculo personal y enigmático. Con toques indies a lo Supersubmarina o Izal sus temas se erigen por sí mismos con una potencia inusual y atrayente y reclaman un aplauso más que merecido.


Nos convencieron de que eran grupos que merecían estar en el panorama musical actual. Con sobresaliente. Entre grupo y grupo, La Rubia Pincha nos amenizó la espera con los grandes hits indies nacionales e internacionales que celebramos entre cervezas. Finalmente, se alzaron como ganadores Venezia Rojo Shocking, seguidos de Saico, Oso Miel Oso y La Jetée… Pero todos ganadores y espléndidos por hacernos disfrutar tanto aquella noche.

INSTAGRAM